sábado, 12 de diciembre de 2015

Krampus: Maldita Navidad

Krampus: Maldita Navidad. Título oríginal: Krampus

Director: Michael Dougherty

Actores: Adam Scott, Toni Collette, David Koechner, Allison Tolman, Conchata Ferrell, Emjay Anthony, Krista Stadler

Guión: Todd Casey, Michael Dougherty y Zach Shields

Productores: Michel Dougherty, Alex García, Jon Jashni, Thomas Tull

Montaje: John Axelrad

Fotografía: Jules O'Loughlin

Música: Douglas Pipes

Producción: Legendary Pictures, Universal Pictures


Llegó la navidad, tiempo de paz, felicidad, regalos y reencuentros familiares o también tiempo de peleas en los centros comerciales por conseguir el último regalo, sonrisas fingidas ante el cuñado que estamos deseando que se vaya para estar otro año sin verle y pérdida de ilusión por el espíritu navideño, si pertenecéis a éste segundo grupo, cuidado, Krampus os vigila.

Hay películas en las que intentamos analizar la labor del director, lo acertado de la interpretación de sus actores, si la fotografía refleja lo que la historia nos quiere contar y mil aspectos técnicos más, Krampus Maldita Navidad no pertenece a éste grupo si no que se sitúa en ese tipo de films en el que tras verla hay que preguntarse, ¿te lo has pasado bien?, y en éste caso la respuesta es, de maravilla.


Esta curiosa mezcla entre "A casa por navidad" y "Gremlins" cuenta la historia de Max, hijo pequeño de una familia un tanto disfuncional que se prepara a pasar la navidad con la visita de unos familiares un tanto indeseables, pese a la ilusión de Max parece que nadie más quiere creer en el espíritu de la navidad, lo que hace que él también pierda la esperanza, algo que despierta a una extraña criatura.


Krampus aprovecha algo que parece estar muy de moda en éstos momentos, la nostalgia, porque ésta película podría pasar perfectamente por uno de esos films con los que nos encariñamos en los 80 y nos convirtió en amantes del cine. Michael Dougherty ya había destacado con la más que apreciable Truco o Trato, y aquí vuelve a demostrar su capacidad para mezclar el terror con la comedia más ácida.

Es cierto también que a la película se le nota que ha querido adaptarse al PG13 a toda costa y en ocasiones se echa en falta un humor algo más gamberro y un terror un poco más gore y divertido, tal vez por eso, tras la presentación inicial de los personajes la sensación es que se podría haber sacado más partido de esos familiares tan peculiares si se hubiera arriesgado con un humor más políticamente incorrecto y que el tercio central se hace algo pesado porque la acción tarda un poco en arrancar, pero una vez que aparece nuestro amiguito Krampus el film va como la seda.


Toni Collete, Adam Scott, Allison Tolman o David Koechner son interpretes ya con muchas tablas y saben lo que tienen que hacer, soltarse la melena y pasárselo bien, gritar, correr y sobre todo dejar el protagonismo a Krampus y sus pequeños engendros, las auténticas estrellas del show entre los que destacan esos pequeños muñecos de jengibre que nos dejan con ganas de haberlos visto mucho más tiempo en pantalla porque roban cada plano en el que aparecen recordándonos inevitablemente a ciertas criaturitas de Joe Dante.

No quiero terminar la crítica sin reconocer la gran partitura que compone Douglas Pipes (B.S.O que os aseguro que vais a escuchar más de una vez en casa) con una melodía central que mezcla el espíritu navideño con cierto toque macabro muy al estilo del film, al igual que la labor de Michael Dougherty que acierta al dotar a la película de ese toque ochentero tan desenfadado.

Krampus se puede ver desde dos puntos de vista, desde el adulto que ya ha visto muchas películas de éste tipo y echa de menos un poco más de mala leche y atrevimiento pero a la vez agradece ese regreso a un estilo old school y también desde el joven espectador con menos experiencia y para quien seguramente suponga todo un descubrimiento ese toque macarra y humorístico con pinceladas malvadas y terroríficas. 

En definitiva estamos ante una película divertidísima que sin duda pasa ya a formar parte del club de "mis otras películas navideñas", esas que algunos vemos en éstas fechas olvidándonos del exceso de azúcar. Así que si entra en el saco de Gremlins, Pesadilla antes de navidad, Los fantasmas atacan al jefe, Saint, Rare Exports o Bad Santa es que sin duda os estoy recomendando Krampus.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. A mi me parece muy entretenida, a ver, es lo que es, con lo cual es difícil llevarse decepciones, pero pasas un rato la mar de divertido.

      Eliminar