sábado, 4 de marzo de 2017

XIV Muestra Syfy de Cine Fantástico: Día 1

Aunque el pistoletazo de salida oficial se dio ayer con el preestreno de la magnífica Logan. Todos los mandanguers sabemos que lo bueno comienza los Viernes, cuando comienzan las sesiones maratonianas, y una vez más, hay que hablar en primer lugar de Leticia Dolera, la maestra de ceremonias, que junto al ambiente festivo que se logra en la sala desde el primer minuto hacen que la Muestra sea algo especial. Leticia tan pronto lanza un emotivo y necesario speech contra la violencia de género, como es capaz de cambiar de tercio y comenzar su show, con múltiples bromas internas con el público que se repiten edición tras edición y a las que se van sumando otras nuevas con el paso de los años, probablemente la de esta XIV Muestra será la peineta que se comió con toda la dignidad y simpatía por parte de una asistente. Es difícil pensar en que ocurrirá el día que Dolera no presente el cotarro, será algo muy diferente, porque a día de hoy el 50% de la Muestra Syfy es ella.

Y la mandanga comenzaba con Worry Dolls o The Devil's Dolls porque este parece ser el año de las películas con varios títulos. Con un comienzo con muerte gore incluida parecía que la cosa podía prometer pero rápidamente este film de posesiones y brujerías se convierte en una tontería llena de tópicos y situaciones absurdas, regada eso si de varias escenas cargaditas de hemoglobina, entre eso y las coñas habituales en la sala el mal trago se hace más ameno.


La tarde continuaba con la muy esperada Seoul Station, y es que Train to Busan ha sido una de las películas más aplaudidas de los últimos tiempos por los amantes del género Z. Sin embargo la precuela animada toma un camino completamente distinto a su hermana mayor, frente al divertimento adrenalítico que propone Busan, Seoul Station busca una lectura más social del estallido zombie con crítica al sistema coreano y mayor atención a las historias personales de sus personajes, el hecho de que sea un enfoque visto mil veces y que se realiza aquí sin ningún tipo de originalidad ni brillantez y el de que sus protagonistas sean absolutamente odiosos hacen que la película se haga larga y por momentos aburrida. Adecuada para los completistas si quieren ver que sucedió antes de Busan, aunque realmente no cuenta nada nuevo, para los demás completamente prescindible.


Y de nuevo película con título doble 47 meters down o In the Deep como se la ha conocido durante mucho tiempo. Las películas con tiburones siempre son un plus para mi, todo hay que decirlo. Basándose en la ya conocida y multirepetida premisa de turistas que viajan a algún lugar paradisíaco donde hacen alguna tontería que no deberían, 47m down apuesta más por la claustrofobia y la sensación de desasosiego que por el espectáculo puro y duro, pese a eso, las apariciones de nuestros amigos escualos son divertidas y muy bien utilizadas para darle algo de ritmo a la acción, además el film sobrevive muy dignamente a su más que evidente escaso presupuesto, es cierto que quizás algún desmembramiento más se hubiera agradecido, pero la película claramente no apostaba por ese camino. El final ha despertado opiniones encontradas, a mi particularmente me parece el más lógico y adecuado para lo que se nos contaba desde un principio.


Y con Stop Over in Hell, llegó uno de los momentos que marcarán esta Muestra Syfy, el que separará a los que puedan decir yo estuve allí y me comí ese bodrio y los que no. Tras una larga presentación en la que director, actores y parte de equipo técnico ocuparon todo el escenario, sufrimos este "western con psicópata" en palabras del propio director, cuya cronología de visionado fue la siguiente.

- Primeros 15 minutos: silencio sepulcral, pero aquí no pasa nada, la cosa va lentita eh.

- Hacia la media hora comienza el run run, algún que otro comentario y risas, venga a ver si se anima esto.

- A partir de aquí ya el descojone, el publico dando el show que la película no da, deserciones masivas entre las que se incluye la de Yvonne Blake, la presidenta de la academia, no se sabe si huyendo del bodrio de película o de un ambiente al que probablemente no esté muy acostumbrada.

En fin, una especie de western, en la que un presunto psicópata no deja de dar discursos insufribles y se suceden escenas risibles con montajes musicales imposibles, saltos de eje, fallos de raccord o muertes ridículas dignas de Muchachada Nui, eso si, al menos nos dejó a Cuba, nuevo héroe de la Muestra Syfy por su innegable don de palabra y su capacidad para hacerse querer. CUBAAAAAAAAAAA


Tras este sufrimiento que no le deseo a nadie, porque ver "esto" fuera del ambiente coñero de la Muestra puede ser muy chungo, tocaba la sesión golfa, la que distingue entre cobardes y valientes, es cierto como hablábamos en la cola que el nivel estaba tan bajo que era difícil empeorarlo, pero peores sorpresas nos hemos llevado otros años.
Y sin embargo esta vez salió cara, y es que The Funhouse Massacre es todo lo que se le pide a una sesión de este tipo, serie B gamberra, divertida y gore, con cameo de Robert Englund incluido y lleno de referencias frikis que provocaron el disfrute del personal. Seis psicópatas se escapan de un manicomio y deciden organizar una especie de Pasadizo del terror para tener un buen surtido de víctimas a las que torturas. Entre risas y chorretones de sangre la película se pasa en un suspiro, porque evidentemente nunca se toma en serio a sí misma, pues muy bien oiga, ponganme una de estas todos los años porque se agradece y mucho.


Mi noche acabó con la policía pidiéndome la documentación y preguntando por mis antecedentes penales, pero eso como se suele decir, ya es otra historia.


Otras entradas de la XIV Muestra Syfy:

XIV Muestra Syfy de Cine Fantástico: Logan

Diarios de otras Muestras Syfy:

- 2014

- 2015

- 2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada