domingo, 10 de junio de 2018

Jurassic World: El reino caído

Jurassica World: El reino caído. Título original: Jurassic World: Fallen Kingdom

Director: Juan Antonio Bayona

Actores: Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, Ted Levine, James Cromwell, Rafe Spall, Justice Smith, Daniela Pineda, Geraldine Chaplin, Toby Jones, Isabella Sermon

Guión: Colin Trevorrow, Derek Connolly

Productores: Frank Marshall, Steven Spielberg, Colin Trevorrow, Patrick Crowley, Belen Atienza

Montaje: Bernat Vilaplana

Fotografía: Óscar Faura

Música: Michael Giacchino

Producción: Amblin Entertainment, Universal Pictures, Legendary Entertainment, Apaches Entertainment, Perfect World Pictures

Jurassic World: El reino caído tiene dos tareas por delante, en primer lugar, intentar mantener el listón del enorme éxito económico que sorprendentemente tuvo Jurassic World, en segundo lugar intentar hacer avanzar el reboot de una nueva saga que había apuntado alguna idea en su primera entrega pero se había decidido centrar en el homenaje continuo a la original. Si bien la primera misión depende del público aunque parece difícil llegar a las impresionantes cifras, en su segunda tarea podemos alegrarnos al decir que exceptuando el original de Spielberg estamos ante la entrega más rompedora de toda la saga jurásica.

El reino caído se divide claramente en dos partes, la primera la más continuista con la trama de Jurassic World en la que nuestros protagonistas tienen que viajar de nuevo a la Isla Nublar para salvar a los dinosaurios de su extinción por la explosión de un volcán que va a sepultar la isla. Es en este tramo dónde vemos al Bayona más artesano, capaz de adaptarse a un estilo más Spielbergiano para construir un segmento plagado de aventuras y acción que no da tregua al espectador en ningún momento. 

Afortunadamente el film consigue en esta primera mitad arreglar un error de su antecesora y es dotar de personalidad y bagaje a sus protagonistas, especialmente a una Bryce Dallas Howard mucho más acertada en esta ocasión con un personaje con evolución, motivaciones y una estupenda vis cómica, junto a ella Chris Pratt consigue dar cierta profundidad al personaje y no depender de su innegable carisma, esta evolución hace a la vez que su química como pareja funcione muchísimo mejor. 


Pero tras el divertimento inicial es en la segunda parte donde Jurassic World: El reino caído realmente se engrandece, y es que por fin la saga jurásica da un paso adelante y se arriesga, J.A Bayona transforma el film en un cuento de terror gótico con mansión victoriana incluida y sorprendentemente funciona de maravilla. 

La aventura se convierte en suspense, la acción en terror y el director catalán nos muestra su carácter más autoral con varias escenas que llevan marcadas a fuego el sello de personalidad Bayona. Y junto a todo esto pero en una posición de preeminencia, el excepcional hallazgo de un villano de primera categoría, el Indoraptor, una criatura tan terrorífica como letal que nos recuerda esa sensación de amenaza casi imposible de evitar que nos producían los velociraptors en la entrega original.



Jurassic World: El reino caído es un blockbuster de primera categoría, divertido y con un ritmo brutal que se pasa en un suspiro, pero sobre todo es el esperado salto al vacío de la saga, ya no hay posibilidad de volver al inicio como sucedía al finalizar cada entrega anterior, el film está repleto de revelaciones que abren un nuevo abanico de posibilidades a este universo y sobre todo de decisiones que inevitablemente van a tener consecuencias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario