domingo, 17 de abril de 2022

Ambulance: Plan de huida

 

Ambulance Plan de huida
Ambulance: Plan de huida. Título original: Ambulance

Director: Michael Bay

Actores: Jake Gyllenhaal, Yahya Abdul Mateen II, Eliza Gonzalez, Garret Dillahunt, Keir O'Donnell, Jackson White, Cedric Sanders, Moses Ingram, A Martinez

Guion: Chris Fedak, Laurits Munch Petersen, Lars Andreas Pedersen

Productores: Michael Bay, Ian Bryce, Bradley J Fischer, William Sherak, James Vanderbilt

Montaje: Doug Brandt, Pietro Scalia, Calvin Wimmer

Fotografía: Roberto de Angelis

Música: Lorne Balfe

Producción: Universal Pictures, Bay Films, Project X Entertainment, Endeavor Content, New Republic Pictures



Michael Bay es uno de esos directores a los que es fácil menospreciar, quién más quien menos se ha echado alguna risa con su histrionismo, tendencia a los excesos pirotécnicos u obsesión con la musculatura masculina y las curvas femeninas, pero más allá de algo que no está tan lejos de un sello autoral, estamos ante precisamente un autor mucho más personal y visionario que otros que esconden con seriedad e intensidad sus defectos. Y es que pese a su travesía por el desierto (a nivel formal, que no de taquilla) con la saga Transformers, a un tipo que ha reventado el cine de acción en los años 90, se consiguió alzar con su personalidad entre la moda de las películas de catástrofes o que supo volver de la nada cuando ya casi nadie le esperaba con una buddy movie testosterónica que voló la cabeza a propios y extraños no habría que mirarle por encima del hombro.

Y aún así Bay, conocedor de todo ello, es un cachondo, y se atreve a autocitarse, poniendo en boca de sus personajes películas y actores de su filmografía, porque ahora que todo son franquicias y universos compartidos por qué no reivindicar el Bayhem.

En pleno 2022 Michael Bay ha decidido que era hora de reinventar el cine de acción y es que aunque a priori Ambulance: Plan de huida parezca poco novedosa en realidad no has visto nada igual. 

La historia es tan sencilla como absurda en cuanto se empieza a escarbar un poco en ella, un ex soldado acude a su hermano para que le ayude a afrontar los gastos médicos de su mujer, ambos deciden realizar un atraco que evidentemente sale mal y tienen que huir en una ambulancia con un policía herido y una paramédica, fin de la trama, que apenas ocupa 20 minutos, a partir de aquí, lo que hemos venido a ver, una persecución sin fin en la ciudad de Los Ángeles donde la locura y la espectacularidad crece de manera exponencial a cada minuto.

Ambulance Plan de huida

Utilizando los drones como no habíamos visto hasta ahora en la gran pantalla Bay consigue introducirnos en la acción de una manera absolutamente inmersiva, sin ninguna preocupación por la verosimilitud y con una apuesta absoluta por el divertimento. A ello ayuda un trío protagonista capaz de sostener este dislate desde puntos de vista diametralmente opuestos, si Yahya Abdul Mateen es el alma de la película, Eliza González es su guía moral pero sin duda es Jake Gyllenhaal el que mejor se lo pasa (y el que mejor nos lo hace pasar) con un personaje tan pasado de rosca y divertido que solo la alta espectacularidad de las imágenes consiguen que no se haga el dueño absoluto de la función (que por momentos también).

Explosiones, tiroteos, helicópteros a ras de suelo, humor absurdo, persecuciones sobre el agua, operaciones sin anestesia y por videoconferencia, flamencos y minutos musicales cortesía de Christopher Cross, todo vale en una Ambulance tan espectacular a la que se le perdona todo, desde su por momentos caótico montaje, quizás seis manos haya sido demasiado aquí, a una relaciones entre personajes absolutamente imposibles de creer (como si lo demás si lo fuera claro), por que aquí lo que importa es la diversión y es muy difícil no salir de la sala de cine con una sonrisa en la boca y pensando que el menospreciado Bay ha conseguido volver a hacerlo el muy cabrón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario