lunes, 10 de noviembre de 2014

REC 4: Apocalipsis

REC 4: Apocalipsis

Director: Jaume Balagueró.

Actores: Manuela Velasco, Paco Manzanedo, Ismael Fritschi, Hector Colomé, Emilio Buale, Críspulo Cabezas y Mariano Venancio.

Guión: Jaume Balagueró y Manu Díez.

Productores: Julio Fernández, Carlos Fernández, Laura Fernández, Adriá Monés y Valentina Chidichino.

Montaje: David Gallart.

Fotografía: Pablo Rosso.

Música: Arnau Bataller.

Producción: Filmax y Somnium Films.

2007: Con una de las mejores campañas de marketing que he visto en España en mucho tiempo, REC conseguía llamar la atención de muchos espectadores, el impactante vídeo de la gente pasándolo realmente mal en sus butacas hizo que muchos nos acercáramos con curiosidad hacia ese producto distinto, diferente a lo que habitualmente se nos ofrecía en éste país y lo que descubrimos era mucho mejor de lo que esperábamos, una gran película, que utilizando el recurso de la cámara en mano conseguía meternos el terror en el cuerpo, descubríamos que esos trailers con gente pegando botes en sus asientos no eran un mero truco publicitario si no que era nuestra reacción cuando veíamos la película y que además contaba con uno de los mejores cierres (y no lo digo a la ligera) de la historia del cine de terror, consiguiendo una película redonda y compacta que construía una impresionante mitología a su alrededor. Tanto el público como la crítica rápidamente ensalzaron el film como algo maravilloso dentro de la industria española.

2014: Siete años después asistimos al cierre de la saga REC, con una continuación que se limitaba a repetir el esquema de la primera pero siguiendo la premisa de cuanto más mejor, que como ya se ha demostrado muchas veces en el cine raras veces funciona, pero que de nuevo nos dejaba con un final impactante con una cantidad de posibilidades abiertas para hacer algo grande, y con una tercera parte en la que pese a no mostrarnos el genésis de todo como prometía por su título, siempre defenderé como un film muy disfrutable y enormemente divertido, pero con ésta cuarta parte, el prometido Apocalípsis había muchas expectativas para saber si Balagueró era capaz de dar a la historia un cierre digno de su espectacular comienzo.



Pablo hace mucho que dejó de grabar

En REC 4 ya desde sus tráilers e imágenes promocionales, sabemos que la acción se traslada del ya icónico bloque de viviendas de Barcelona (aunque atención que todavía tiene algo de importancia en la película) hasta la alta mar, en un barco en el que nuestra protagonista Ángela Vidal se encuentra atrapada sin saber muy bien que hace allí y dónde se nos promete que todo cobrará significado. Pero como no es demasiado dificil adivinar, algo saldrá mal y de nuevo harán acto de presencia nuestros amigos los zombis/infectados.


En un nuevo salto de género, ésta vez hacia el Survival, REC 4 nos confirma el tránsito de la saga desde el terror puro de la primera parte hacia la acción con pequeños golpes de terror (esos monos son la joya de ésta cuarta entrega), con la excepción ya comentada de la tercera parte plagada de humor y aquí es dónde la critica se debería dividir en dos y es que por un lado, desde el punto de vista más objetivo, nadie podrá decir que Apocalípsis sea una mala película, porque Balagueró domina tanto el suspense con un escenario idóneo para ello como un barco lleno de pasillos agobiantes y laberínticos, como la acción que gana puntos a medida que va abandonando esa cámara en mano excesivamente nerviosa en sus primeras escenas para tranquilizarse y mostrarnos de manera más clara todo lo que está sucediendo.
Aprueba también Manuela Velasco como heroína de acción, con una actuación en la que cumple sobradamente a nivel físico y flojea a nivel emocional, como el resto de actores, que suenan algo impostados y poco creíbles, pero sinceramente no es lo que el film pedía, en éste sentido no puede haber demasiadas quejas, REC 4: Apocalípsis nos ofrece 95 minutos de acción frenética en la que ni vas a desconectar de la historia ni te vas a aburrir en un solo momento, perooo .....



Y aquí llega la segunda parte de la crítica, el gran pero, y es que no olvidemos que estamos ante una cuarta parte, es decir, venimos de una historia anterior, a la que queremos dar cierre y no puedo evitar que el fan de mi interior se encuentre enormemente decepcionado al ver como todas mis esperanzas sobre la saga quedan en nada tras el cierre de ésta, siento una enorme pena al ver como un personaje con tantísimas posibilidades como la niña Medeiros queda finalmente desaprovechado tras la impresionante historia que se apuntaba en esos recortes de periódico en el ático que podíamos ver en la primera parte, historia que podía / debería haber sido contada en ese Genésis de la historia, y me quedo con unas ganas enormes de saber que podría haber hecho un tipo con el talento de Balagueró con un apocalípsis de zombis desatados en plena Barcelona tras el final de la segunda parte, pero ya entramos en el terreno del cine ficción, en lo que podría haber sido y no fue y eso al final no lleva a ninguna parte.

Os recomendaría REC 4 como película de acción, vibrante, frenética y muy disfrutable, al igual que recomiendo REC 3 como una gamberrada maravillosa con momentos de diversión inolvidables, pero también aclararía que el fan del primer REC, de Ángela Vidal corriendo por los pasillos, del terror puro y duro, amante de los zombis y fascinado con todo lo que rodea a la niña medeiros, ese fan que esperaba un cierre a lo ocurrido en la primera entrega y de lo que se han ido dando pequeños apuntes en las dos secuelas, vaya con las ideas claras al cine para evitar sentirse decepcionado, que se dedique simplemente a disfrutar recuperando el universo creado por Plaza y Balagueró hace siete años y sabiendo que siempre le queda la opción de revisionar la primera película apreciándola ya como lo que es, una joya inolvidable y tal vez irrepetible.

Otras entradas de blogs amigos:

- Motel Purgatorio

- Ocio en pocas palabras

- Raven - Heart

- Cine de patio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada