jueves, 6 de agosto de 2015

Ghadi

Ghadi

Director: Amin Dora

Actores: Georges Khabbaz

Guión: Georges Khabbaz, Lara Rain, Emmanuel Khairallah, Camille Salameh, Rodrigue Sleiman, Samir Youssef y Caroline Labaki.

Productores: Gabriel Chamoun, Jimmy Dib.

Montaje: Rana Sabbagah

Fotografía: Karim Ghorayeb

Música: Nadim Mishlawi

Producción: The Talkies


En un mundillo cinematográfico en el que parece que solo se aprecia el cine como entretenimiento de masas o como amasador de grandes fortunas gracias a sagas de éxito a veces se olvida la impagable labor del séptimo arte como instrumento para conocer otros pueblos y otras culturas y es que Ghadi es muchas cosas, un drama, una comedia, una sátira pero sobre todo es un viaje hacia el desconocido Líbano que nos lleva a observar y conocer un barrio del que nos sentiremos un vecino más.

Leba vive en un pequeño barrio de un pueblo costero del norte de Líbano y desde pequeño observa a sus vecinos desde la ventana de su casa, sus vidas, sus historias y se enamora irremediablemente del lugar, es por ello que al crecer y tras casarse continua viviendo en su casa junto a su mujer y sus dos hijas, pero cuando nace su primer hijo varón comienzan unos problemas que pueden obligarle a tener que abandonar su casa y la vida que ha llevado hasta el momento.



Ghadi es una pequeña fabula que parece extraída de Las mil y una noches en la que el barrio se convierte en un protagonista más en una película coral tanto en personajes como en ideas, y es que gracias a la fluidez en la narración del debutante Amin Dora, la película abre varios frentes, comenzando por una crítica inocente pero mordaz a la sociedad y costumbres libanesas, partiendo del mensaje más claro del rechazo al diferente (no solo expresado en el personaje de Ghadi) el film aborda temas como el machismo, la manipulación colectiva o la sumisión religiosa, todo ello con un carácter costumbrista que si bien nos puede recordar al cine español de unas décadas atrás con una historia que podría haber salido de las manos del genio Azcona carece del cinismo y la mala leche que podría haberle dado Berlanga. Pero quizás eso aún sea pedirle mucho al cine libanes y es que pese a su crítica el film no puede evitar situarse dentro de su propio ámbito cultural con ese poco disimulado alegato anti abortista o la "amabilidad" con que se tratan temas como la violencia machista o ciertos tintes de homofobia.

Pese a estar rodada principalmente en escenarios interiores como suele suceder en toda obra novel, Amin Dora demuestra también su habilidad cuando tiene que salir al exterior y convertir al barrio en un personaje más, su planos generales a través de los tejados del pueblo y su recorrido por unas calles llenas de colores y sonidos diferentes a lo que estamos acostumbrados son una delicia para el espectador, al igual que el guión de Georges Khabbaz (también protagonista) que reserva siempre un pequeño espacio para todos los vecinos de ese barrio del que rápidamente nos sentiremos parte y es que es destacable en una trama tan coral como ésta el estado de gracia de todos y cada uno de los miembros del reparto que dotan al film de una sensación de autenticidad que pone contrapunto al carácter más fantástico y naif de la historia.



Pero al margen de las reflexiones morales o ideológicas que podamos hacer y que dependen mucho de lo que cada uno quiera profundizar en el mensaje del film, Ghadi es una fabula luminosa llena de ternura y buenas intenciones, que crea un mundo mágico como el que formaría la mirada de un niño a través de la ventana y busca el lado bueno de las cosas y de las personas. Una maravillosa oportunidad de ver una película diferente pero a la vez accesible para todos aquellos con temores a la hora de salirse del cine más convencional, una divertida comedia que además de haceros pasar un buen rato esconde en su interior mucho más de lo que parece. Al igual que todo pueblo necesita un ángel, el cine también necesita explorar todo tipo de historias y culturas y Ghadi es una excelente muestra de ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada