martes, 25 de octubre de 2016

Luke Cage: Temporada 1

Luke Cage

Creador: Cheo Hodari Coker

Actores: Mike Colter, Rosario Dawson, Simone Missick, Theo Rossi, Alfre Woodard, Erik LaRay Harvey, Mahershala Ali

Productores: Akela Cooper, Aïda Mashaka Croal, Cheo Hodari Coker, Gail Barringer, Stan Lee, Joe Quesada

Música: Ali Shaheed Muhammad, Adrian Younge

Producción: Netflix, Marvel, Walt Disney, ABC

Temporadas: 1

Capítulos: 13

Canal de emisión: Netflix



Tras su intervención en Jessica Jones y la definitiva apuesta de Netflix por reunir a The Defenders previa temporada de presentación para cada uno de sus personajes, le tocaba el turno a Luke Cage, quien cargaba a sus espaldas no solo el peso de tomar el protagonismo absoluto de una temporada después de demostrar su valía como sidekick de otro superhéroe (superheroína en su caso), si no de marcar el rumbo de las producciones Marvel en el canal de pago, y es que tras la sobresaliente presentación que supuso la primera temporada de Daredevil le siguieron una Jessica Jones que se vino abajo con el paso de los capítulos y una segunda temporada del demonio de Hell's Kitchen que pese a sus muchos aciertos no logró alcanzar el nivel de la primera.
Si bien todas las series de Marvel para televisión se engloban en universos más pequeños, este aspecto se acentúa aún más en esta ocasión por las características del protagonista. Luke Cage es el héroe de Harlem, de la comunidad negra, y aunque se hagan continuas referencias al "incidente" de Nueva York o la existencia de superhéroes, toda la acción se localiza y cobra sentido dentro del microcosmos que forma ese barrio, con sus propios personajes, costumbres y leyes de la calle.

Y como la crítica comenzaba con una pregunta sobre si la serie conseguía mantener el nivel o se confirmaba un pequeño bajón, para resolverla me temo que tengo que caer en los temidos spoilers, aunque van a ser muy leves, lo cual teniendo en cuenta el tiempo que hace desde la emisión de la serie no creo que sea problema, pero por si acaso ahí queda el aviso, a partir de aquí se dispara con bala.


He de confesar que en el anterior cliffhanger hay una pequeña trampa, porque la respuesta sería "si pero no", es decir, no se acerca ni de lejos al nivel de calidad artística, complejidad argumental y creación de personajes de Daredevil, pero es que tampoco lo busca, y es por ello, por su clara declaración de intenciones, que me parece un producto mucho más efectivo y sobre todo más entretenido que Jessica Jones.

Luke Cage se enmarca desde un principio y sin disimulo en el blaixplotation y no olvidemos que este subgénero abrazaba la serie B sin ningún tipo de rubor, es por ello que la serie crece y crece cuando decide adoptar un tono menos serio, llegando a ser incluso paródico.

Si bien se agradece que en sus primeros cuatro capítulos haya un esfuerzo por presentarnos al personaje y el universo en el que se va a mover de un modo serio y coherente, la serie pasa por un enorme valle entre el capítulo 4 al 7, repitiendo situaciones en las que Luke libra pequeñas batallas contra Cottonmouth dejando la sensación de que la acción no avanza y sobre todo de que esa trama de corrupción planteada entre Stokes, Mariah y Scarfe junto al romance con Kitty no tienen la suficiente enjundia para llevar el peso de una temporada completa.

Sin embargo por suerte llega el capítulo 7 y a partir de ahí la serie pisa el acelerador hasta el fondo, volviéndose muchísimo más loca, dando importancia a personajes mucho más interesantes como Shades y Claire, y sobre todo, presentando por fin a un villano de altura, Diamondback, un personaje megalómano, histriónico y pasadísimo de rosca, al que no le podemos exigir ningún tipo de verosimilitud, porque la serie ha dejado claro ya en estos capítulos que no juega a eso. A partir de entonces la historia de Cage comienza a interesarnos mucho más, con inesperados descubrimientos sobre su pasado que prometen tener consecuencias en el futuro, Stryker nos regala una escena tras otra de cruel y despiadado malvado, Mariah demuestra todo lo que llevaba dentro con la ayuda de Shades e incluso el inesperado acercamiento entre Claire y Cage pone la gota justa de romanticismo sin llegar a ser empalagoso.

El culmen final son los enfrentamientos entre Stryker y Cage cada uno más desfasado, divertido y carente de ningún tipo de lógica que el anterior.


Por lo tanto es difícil dar una opinión concreta sobre Luke Cage ya que es una serie que navega entre varios mares. Su comienzo más serio como introducción e historia de orígenes de un nuevo superhéroe me parece que cumple sin más, su tramo central como serie de corruptelas políticas y empresariales en Harlem creo que aburre bastante, sin embargo sus últimos capítulos como divertimento sin pretensiones con cada escena más loca que la anterior creo que dejan un gran sabor de boca y una sensación de que esto puede ir a más.

Particularmente quiero quedarme con esa última impresión positiva y pensar que aunque no sea una serie de las de primer orden, si que puede seguir ofreciendo momentos de entretenimiento y diversión si deciden seguir el camino adecuado que encontraron en su tramo final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario