viernes, 28 de octubre de 2016

Doctor Strange

Doctor Strange

Director: Scott Derrickson

Actores: Benedict Cumberbatch, Chiwetel Ejiofor, Tilda Swinton, Mads Mikkelsen, Rachel McAdams, Benedict Wong, Michael Stuhlbarg

Guión: Scott Derrickson, John Spaihts y C. Robert Cargill

Productores: Kevin Feige, Stan Lee, David J. Grant

Montaje: Sabrina Plisco, Wyatt Smith

Fotografía: Ben Davis

Música: Michael Giacchino

Producción: Marvel Studios



Doctor Strange es la decimocuarta película del ya archiconocido MCU de Marvel y pese a que Capitán América: Civil War dio el pistoletazo de salida a la Fase 3, es la presentación de Stephen Strange la película que supuestamente comienza una nueva era en el universo Marvel, el paso adelante para introducir nuevos personajes importantes que den el relevo a los integrantes de la primera formación cinematográfica de Los Vengadores y renueve el plantel superheroíco para un público ávido siempre de caras nuevas.

Probablemente a los lectores más avispados ya les habrán saltado las alarmas con ese "supuestamente" del primer párrafo, y es que si, se introduce un personaje nuevo, pero también y si por algo destaca Doctor Strange es que está tan profundamente amarrada a la fórmula Marvel y a la estructura de película de orígenes que da la impresión que siempre va en cuarta, con velocidad pero sin atreverse a pisar el acelerador a fondo, vaya a ser que se salga del carril establecido.

Pese a esto, Doctor Strange si que establece varios elementos diferenciadores respecto a lo que estamos acostumbrados. En primer lugar por la propia idiosincracia del personaje, encargado de proteger a la tierra de las amenazas místicas, estableciendo así una separación con la misión de Los Vengadores que ya la propia película se encarga de aclarar. Es aquí, donde más luce la labor de Scott Derrickson, con una imaginería visual realmente espectacular y esos momentos psicodélicos que nos dejan la sensación de que estamos ante algo diferente.



Sin embargo estos recursos son más visuales que narrativos, es decir, sirven para explicarnos los poderes de Extraño y el mundo en el que se va a mover pero no para hacer que la historia avance. El guión del propio Derrickson, Spaihts y Cargill adopta en su totalidad todos los tics de la fórmula Marvel, con su simplificación de las zonas más oscuras de la historia, sus gotas de humor y su búsqueda del público familiar, también adolece de su mal endémico, que es la falta de un villano de categoría, el gran Mads Mikkelsen aquí no es más que una excusa para mostrarnos el origen de nuestro héroe.

Probablemente uno de los aspectos más esperados era ver si Benedict Cumberbatch, nuestro adorado Sherlock, era capaz de convertirse en la nueva cabeza visible de Marvel sustituyendo a Robert Downey Jr. y de momento mantendremos esa duda, porque si bien no se puede decir que decepcione, tampoco es que desprenda el carisma del ya inolvidable Tony Stark, por mucho que la película intente dotarle del mismo tono socarrón y canalla que posee el alter ego de Iron Man. Su presentación como Doctor tan talentoso como egocéntrico es demasiado acelerada y su interés amoroso apenas queda en un leve apunte, siendo la parte mejor desarrollada la de su conversión en héroe.
Esto se produce en parte también gracias a la más que notable labor de Chiwetel Ejiofor y especialmente Tilda Swinton, ambos interpretes son lo más destacado del film, dotando a sus personajes de matices y cierta complejidad siempre que el espectáculo visual se lo permite.



Dudo mucho que nadie pueda decir que Doctor Strange le vaya a aburrir, pero si que es cierto que es otra gota más en un vaso que está a punto de rebosar, el de la Fórmula Marvel que está a punto de caducar y comenzar a hacerse molesta por reiterativa. Y curiosamente el film deja algunos apuntes para el futuro que dejan esperanzas de ver algo más novedoso e interesante pero para ello deben arriesgarse a salir de su camino marcado con el que han conseguido éxito hasta ahora pero que les ha impedido evolucionar. Si este era un primer paso hacia un MCU diferente, hasta el momento parece que todo sigue igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario